28 de mayo de 2021

Inicio segunda etapa proyecto Red SIPÁN

Con temperaturas bajo cero y un frío reinante por las mañanas, Lonquimay recibió al equipo de Fundación Rondó, que llegó hasta la comuna de la Región de La Araucanía para dar inicio de manera formal a la segunda etapa del proyecto de FAO, el que busca a los mejores 72 emprendimientos en 12 comunas de cinco regiones del país para asesorarlos en la implementación de Planes de Negocios.

La primera parte de este proyecto se inició en diciembre de 2020 y concluyó antes del primer viaje a terreno de la fundación en mayo de 2021. En ese periodo se mantuvieron más de 60 reuniones virtuales con contrapartes municipales y de INDAP de las 12 comunas para confeccionar una primera lista de emprendimientos que fueran susceptibles a la implementación de los planes de negocios. Para este proceso se confeccionó un instrumento metodológico que permitió evaluar a los emprendimientos y obtener un promedio ponderado, el cual dio luces de los emprendimientos mayormente enfocados a continuar el proceso para la iniciativa de planes de negocios.

Las comunas del proyecto son: General Lagos, Putre, Colchane, Camiña, Huara, Pica, Alto El Loa, San Pedro de Atacama Alto Biobío, Lonquimay, Melipeuco y Curarrehue.

De esta forma, con una lista de 7 emprendimientos preseleccionados, Fundación Rondó viajó hasta Lonquimay para iniciar esta segunda etapa, que consistía en visitar personalmente a los emprendimientos -tanto individuales como asociativos- para aplicar una pauta con preguntas que permitían conocer un poco más a fondo aquellos aspectos que no se podían evidenciar a distancia.

Así, conocimos, por ejemplo, a un grupo de jóvenes oriundos de la comuna, que se asociaron con sus emprendimientos individuales y crearon “Trekan Moghen – Trekking aventura”, una asociación de guías y senderistas que pretende transformarse en una opción de turismo sustentable y también respetuoso con su territorio, cultura y ancestralidad.

Productos en madera de los hermanos Neipán.

También estuvimos con Rudy y Marcelo Neipán, dos hermanos de la localidad de Icalma, en Lonquimay, que recolectan madera nativa, como la Araucaria y el Picoyo, para realizar piezas de artesanías únicas. En una sola pieza y confeccionadas a mano, podemos encontrar tablas, adornos y pisos de una materia prima milenaria

El proceso que se vivió en Lonquimay será replicado en las otras 11 comunas del proyecto. De momento, el próximo destino será Melipeuco, Curarrehue y Alto Biobío, para completar así las cuatro comunas de la Macrozona Sur.